10 cosas que no sabías sobre el Drever

Índice de Contenidos

Si nunca ha oído hablar del Drever, no está solo. Aunque se reconoce como una raza desde la década de 1940, este perrito cariñoso y tranquilo es poco conocido fuera de su Suecia natal. Pero eso no significa que no lo merezca. Amigables, juguetones y tan ecuánimes como un sueño, los Drever son compañeros leales y cariñosos. ¿Quieres saber más? Entonces aquí hay diez cosas que no sabías sobre el Drever.

1. Eres de Suecia

Como escribe el AKC, el Drever se desarrolló en Suecia a principios del siglo XX. Descienden del Teckel de Westfalia, un tipo de pequeño sabueso alemán importado a Suecia en 1910. El perro salchicha de Westfalia se registró en 1913, pero se supo poco de él hasta la década de 1930, cuando comenzaron a circular noticias sobre sus habilidades para la caza. Los ciervos eran para entonces un bien escaso en Suecia, pero en las décadas de 1930 y 1940 su número aumentó drásticamente. A medida que se conocieron las habilidades del sabueso, más y más cazadores de ciervos comenzaron a elegir la raza. En 1947, la variedad sueca Bracke más grande recibió el nombre de «Drever»; 6 años más tarde fue reconocido oficialmente como una raza sueca. Desde entonces, su popularidad en Suecia no ha dejado de crecer. A pesar de su popularidad, todavía se lo considera principalmente un perro de caza en lugar de un perro de compañía. Fuera de su tierra natal, la raza sigue siendo relativamente rara.

2. Su nombre fue elegido a través de un concurso de periódicos.

No muchas razas obtienen su nombre a través de un concurso de periódicos, pero el Drever claramente no es una raza ordinaria. Después de que el Dachsbracke de Westfalia fuera comprado de Alemania a Suecia en 1910, los criadores comenzaron a cruzarlo con otros perros para crear un perro que se adaptara mejor al terreno y al juego únicos del país. En la década de 1940, la raza se había dividido en dos, con un grupo grande y el otro pequeño y de patas cortas. En 1947, un periódico inició un concurso para elegir el nombre de la mayor de las dos variedades. De todas las entradas, «Drever» resultó ser la más popular. Como señala Wikipedia, Drever deriva de la palabra sueca «drev», que se refiere a un tipo particular de expedición de caza en la que los perros se utilizan para llevar el juego al cazador.

3. Eres equilibrado

Si está buscando un perro con una quilla equilibrada que se mantenga tranquilo y equilibrado pase lo que pase, el Drever podría ser el perro para usted. Aunque pueden ponerse un poco ruidosos cuando juegan o dan la alarma, son conocidos por su temperamento tranquilo. Este es un perro que rara vez es tímido o nervioso y casi no tiene tendencias agresivas.

4. Son excelentes cazadores

Dadas sus raíces laborales, no sorprende saber que Drever es un excelente cazador. Su poderosa nariz significa que puede olfatear el juego desde millas de distancia. Si bien sus patas cortas lo hacen más lento que muchos otros perros de caza, esas mismas patas resultan increíblemente útiles para maniobrar el juego hacia un cazador. Si el drever se encuentra con una presa particularmente agresiva, alertará a su amo con su voz musical sorprendentemente alta. Originalmente utilizado para cazar ciervos, la tenacidad y el talento del Drever han llevado a los cazadores a utilizar la raza para cazar de todo, desde liebres y zorros hasta jabalíes.

5. Tienen un aspecto distintivo

No se puede confundir un drever con cualquier otra cosa. Su cabeza es grande, alargada y bien proporcionada, con hocico recto y ojos claros y alertas. Si bien sus patas son cortas en relación con su cuerpo (similares a las de un perro salchicha), son tan rectas como un cubo. Su pelaje tupido es grueso y plano. Los colores del pelaje pueden ser leonado, negro o negro y fuego. Independientemente de su coloración, el drever siempre tiene marcas blancas en la cara, el pecho, el cuello, las patas y la punta de la cola. La cola es larga, bien peluda y llevada con una curva hacia abajo.

6. Fueron reconocidos por primera vez en 1947

37 años después de que el Westphalian Dachsbracke viajara por primera vez a Suecia, sus crías fueron reconocidas oficialmente como una raza distinta cuando el Swedish Kennel Club amplió el reconocimiento de Drever en 1947. Desde aquellos primeros días, la raza ha ganado reconocimiento internacional. Según dogbreedinfo.com, el Drever ahora ha sido reconocido por American Canine Association Inc., American Canine Registry, American Kennel Club, American Pet Registry, Inc., Fédération Cynologique Internationale, Canadian Kennel Club, Continental Kennel Club, Dog Registry of America, Inc. y National Kennel Club.

7. No les gustan otras mascotas

El Drever puede ser una raza amistosa y tranquila, pero conserva la mayor parte de su afecto por las personas. No se mezcla bien con otras mascotas y tiende a ver a las criaturas pequeñas y peludas como presas en lugar de posibles amigos. Si bien no se preocupa demasiado por otros perros, también está muy feliz de ser la única mascota en el hogar. Si planea llevar un drever a un hogar que ya está lleno de otros animales, prepárese para esforzarse mucho en socializarlo y entrenarlo. Cuando se trata de niños, por lo general se llevan bastante bien con niños mayores. Sin embargo, como ocurre con todos los perros, prefieren que a los niños en cuestión se les haya enseñado cómo comportarse e interactuar con las mascotas.

8. Pueden pesar hasta 34 libras

El Drever no es ni muy grande ni muy pequeño. Sus piernas son cortas, pero sus cuerpos son lo suficientemente robustos como para descalificarlos del título de «pequeños». Aunque los tamaños varían, la mayoría de los Drever miden entre 11 y 16 pulgadas en el hombro y pesan entre 32 y 34 libras.

9. Estás libre de problemas de salud hereditarios

A pesar de ser de raza pura, el Drever no tiene ninguna de las dolencias genéticas habituales y las dolencias de los perros con pedigrí. Si bien vale la pena vigilar de cerca su salud (como con cualquier perro), no debe preocuparse demasiado de que desarrolle enfermedades hereditarias.

10. Eres adaptable

Como todas las razas trabajadoras, el Drever necesita mucho ejercicio y estimulación mental para mantenerse feliz. Pero como señala Canadian Dogs, eso no significa necesariamente que la vida en un apartamento sea una pérdida. Al ser independiente, Drever generalmente puede mantenerse lo suficientemente ocupado en la mayoría de los entornos. Sin embargo, es importante asegurarse de que tengan suficientes actividades regulares y planificadas para mantenerse en forma, saludables y felices.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.