Bienvenida a las mascotas en el lugar de trabajo

Índice de Contenidos

Por Mark Asher, un escritor y autor de Idaho mejor conocido por sus conmovedores libros sobre mascotas, que incluyen Cualquier cosa que te lastime.

Las mascotas no juzgan, son cariñosas, agradecidas y leales. ¿No suena como un compañero de oficina ideal? Seguro que sí. Los padres de mascotas inevitablemente presionan a su propio empleador y expresan el deseo de tener a su amado amigo de cuatro patas con ellos en el trabajo.

La buena noticia es que el sueño de un amante de los animales se está convirtiendo en realidad. Empresas progresistas como Clif Bar & Company, Salesforce, Bissell Homecare, Kimpton Hotels e innumerables pequeñas empresas ahora permiten que sus empleados lleven sus mascotas a la oficina.

Membresías en gimnasios, masajes en la oficina y cenas gratis son buenas ventajas. Pero seamos realistas, si eres un amante de los animales, tener a tu mascota contigo durante la semana laboral es la bomba. Y los amantes de los animales están dispuestos a hacer sacrificios para hacerlo realidad. Según una encuesta realizada por Wellness Natural Pet Food, el 37 % de los encuestados estaría dispuesto a renunciar a las vacaciones y trabajar desde casa si su empleador se comprometiera a aceptar mascotas.

Los millennials están dejando su huella

El grupo que anhela este arreglo con la intensidad de un perro mirando un sabroso manjar son los millennials. En el mismo estudio de Wellness Natural Pet Food, el 51 % de los Millennials consideraría cambiar su trabajo por uno que acoja a sus amigos peludos.

El deleite de este grupo demográfico en crecimiento no se puede exagerar. Los millennials constituirán la mayoría de la población en 2019, superando a los baby boomers, según los últimos datos de la Oficina del Censo de EE. UU. Por supuesto, este cambio se refleja en la fuerza laboral, donde se estima que el 75 % de la fuerza laboral mundial serán millennials para 2025. Esto resultará en un cambio de poder significativo. A medida que los baby boomers se jubilen, los millennials, que ahora representan alrededor del 20 % de los puestos de liderazgo, ocuparán roles cada vez más importantes.

Los millennials son conocidos por cambiar de trabajo. Según la Encuesta Millennial de 2018 de Deloitte, el 43% de los millennials prevén dejar su trabajo dentro de dos años (frente al 38% del año pasado). Proporcionarles algo que les importe puede ayudar a atraerlos y conservarlos. Es importante tener en cuenta que para muchos millennials, que luego se casan y tienen hijos, las mascotas son sus hijos. Tu cercanía da alegría y seguridad.

Estadísticas por las que vale la pena ladrar

Esto plantea la pregunta: ¿realmente vale la pena adoptar una oficina que admita mascotas? En 2016, Banfield Pet Hospital realizó un estudio en el que participaron más de 1000 empleados y 200 responsables de la toma de decisiones de recursos humanos. Cuando se les preguntó si una oficina que admite mascotas ha visto mejoras en las siguientes áreas (moral de los empleados, equilibrio entre el trabajo y la vida personal, relaciones laborales y reducción del estrés), los encuestados estuvieron de acuerdo en el 79-95 % de las veces.

Los millennials son un segmento creciente de la fuerza laboral de EE. UU.

Los perros son conocidos por su lealtad, pero sus dueños se contagian cuando se les permite llevar a sus mascotas al trabajo. En el estudio de Banfield, el 91% de los gerentes de contratación dijeron que los empleados eran más leales a su empresa cuando iban acompañados de sus mascotas. Los beneficios de permitir mascotas en un ambiente de trabajo son un punto de venta tal que el 79% de los tomadores de decisiones de recursos humanos en el estudio dijeron que discuten sus políticas amigables con las mascotas cuando contratan empleados.

Esto tiene sentido, ya que permitir que los empleados lleven a sus perros al trabajo les ahorra dinero en el aseo de mascotas. Cuando no tienen la carga de tener que dejar el trabajo para cuidar a sus compañeros caninos, tienden a trabajar más horas y aumentan su productividad.

El humor, se ha dicho, es el solvente universal contra los elementos agresivos de la vida. Los perros juegan un papel similar en un entorno de oficina. Tu alegría ante el estrés del trabajo diario te levanta el ánimo. Datos abrumadores nos muestran que acariciar a un perro o sostener a un gato desencadena un aumento en las hormonas que nos hacen sentir bien y también fortalece nuestro sistema inmunológico. Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) descubrieron que las mascotas pueden reducir la presión arterial, el colesterol y los triglicéridos.

Beneficios adicionales para los dueños de mascotas

Los empleadores son tentadores y atraen a los dueños de mascotas de varias maneras. Ofrecer un seguro para mascotas como un beneficio opcional es un gran problema. Esto les da a los dueños de mascotas la tranquilidad de saber que pueden obtener ayuda y que sus animales son atendidos en caso de facturas veterinarias inesperadas. Pets Best Pet Insurance trabaja con profesionales de recursos humanos y corredores para respaldar la implementación de seguros para mascotas para empresas de todos los tamaños y tipos.

Algunas empresas también dan tiempo libre a sus empleados cuando tienen una nueva mascota, lo que se conoce cariñosamente como permiso de paternidad. Después de todo, una legión de amantes de los animales los considera bebés peludos. Un gesto similar se puede pagar al final de la vida de la mascota con una licencia por duelo.

Creando una oficina pet-friendly

Hay varias consideraciones a tener en cuenta al implementar una oficina que admite mascotas. El primer paso que debes dar es la aprobación. Lea atentamente su contrato de alquiler para ver cuál es la política de mascotas. Si su acuerdo excluye mascotas más allá de las permitidas por la Ley de Estadounidenses con Discapacidades (ADA), comuníquese con su arrendador para analizar la posibilidad de modificar su contrato de arrendamiento. Si sus esfuerzos no tienen éxito, puede comenzar a buscar un nuevo espacio que permita a sus empleados llevar a sus mascotas al trabajo.

Evaluar cómo se sienten sus empleados acerca de la idea es tan importante como determinar si su oficina puede aceptar mascotas. Esto se puede lograr de manera efectiva a través de encuestas o grupos focales. Además de ver si la mayoría de los trabajadores apoyaría tal arreglo, busque sugerencias sobre cómo acomodar a aquellos que tienen preocupaciones acerca de estar cerca de mascotas.

alergias a las mascotas

Una preocupación común se aplica a aquellos que son alérgicos a las mascotas. Según la Asthma and Allergy Foundation of America, tres de cada diez alérgicos tienen una reacción adversa a las mascotas. Vale la pena señalar que las alergias a los gatos son dos veces más comunes que las alergias a los perros y que los perros son las principales mascotas en las oficinas que admiten mascotas.

Hay varias formas de ayudar a las personas que experimentan una reacción alérgica cerca de las mascotas. Puede mover a un empleado a una parte de la oficina que esté más alejada de las personas que traen sus mascotas al trabajo, o darle acceso a una ventana o puerta que se pueda abrir. Si tu negocio tiene suficiente espacio, reservar un piso para aquellos que prefieren no estar cerca de mascotas es una opción. Otra opción es permitir que los empleados afectados trabajen desde casa uno o dos días a la semana. Limpiar con frecuencia el espacio de su oficina para reducir el pelo de las mascotas y tener múltiples purificadores de aire son acciones correctivas comunes que también pueden ayudar.

Proteja a los empleados y las mascotas

La seguridad es otra cuestión importante a tener en cuenta al hacer la transición a una oficina que admita mascotas. No todos se sienten cómodos con los animales, y un perro agresivo o sin entrenamiento puede hacer que se vuelvan más temerosos. También es necesario cuidar de las propias mascotas. Las oficinas deben ser seguras para mascotas, al igual que un hogar. Los nuevos entornos pueden intrigar a las mascotas y potencialmente morir por problemas de comportamiento. En un entorno de oficina, esto puede provocar que queden atrapados en suministros de oficina, cables o botes de basura. Algo tan simple como que las patas de un perro queden atrapadas debajo de una silla de oficina rodante puede causar una lesión.

"Mantener

Incluso si su mascota se porta bien y es amistosa, no todas las mascotas son buenas compañeras de oficina. Si necesita cuidar a su mascota y esto interfiere con su trabajo, es mejor dejarlo en casa. Organice una carrera de práctica para asegurarse de que su perro no ladre o sufra ansiedad por separación cuando salga de su cubículo u oficina. Esto también le da la tranquilidad de que su mascota no destruirá ninguna propiedad de la oficina masticando, rascando u orinando.

Antes de que las empresas se comprometan con una oficina que admita mascotas, es una buena idea establecer un día específico de la semana en el que los empleados puedan traer a sus mascotas. Esto permite que un empleador evalúe cómo está funcionando el arreglo para todos los empleados y les da la oportunidad de resolver cualquier problema antes de que el programa se amplíe a tiempo completo.

Iniciar una política formal de mascotas

La mejor manera de mantener a todos en sintonía acerca de tener mascotas en el lugar de trabajo es crear políticas. Haga que su departamento de recursos humanos o un trabajador designado se asegure de que todas las mascotas estén domesticadas, debidamente entrenadas y al día con sus vacunas, tratamientos contra el gusano del corazón y las pulgas. Una buena política de mascotas indicará qué tipos de mascotas se permiten y si existen restricciones de raza. Detalla qué áreas del lugar de trabajo están prohibidas para las mascotas. Algunas empresas no permiten que los perros de cierto tamaño caminen por la oficina sin la supervisión de su dueño. Otros crean una tabla de clasificación visual usando correas de diferentes colores para indicar qué perros juegan bien con otros y cuáles necesitan supervisión.

Un empleador debe dejar en claro las consecuencias de violar una política de mascotas. También debe alentar al personal a presentar una queja contra cualquier persona que tenga una mascota que no siga las pautas.

Al igual que con cualquier cosa nueva, abrir su oficina a las mascotas requiere ajustes y aportes de todos los involucrados para que sea un éxito. Los perros no viven tanto como nosotros. Hace que cada día de su vida sea aún más precioso. Esto por sí solo es un argumento convincente de que pueden participar en una gran parte de nuestras vidas. Pero cuando incluyes todos los beneficios de una oficina que admite mascotas en la ecuación, la idea definitivamente se pone de moda.

¡Ninguna oficina que admite mascotas está completa sin un seguro para mascotas! Obtenga más información sobre cómo ofrecer un seguro para mascotas a sus empleados como un beneficio voluntario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.