Cinco consejos para un cuidado extra

Índice de Contenidos

El bichón frisé se remonta a los antiguos días de exploración en el Mediterráneo. Se cree que es una raza saludable que desciende de perros blancos llevados por los fenicios y otros comerciantes antiguos en sus viajes mucho antes de Cristo. Más tarde se asentaron en diferentes partes de las islas y de Europa continental antes de producir las cinco razas de bichón que conocemos hoy en día: bichón habanero, boloñés, maltés, coton de tulear y, por supuesto, el bichón frisé. Si planeas adoptar al bichón, un poco de cuidado puede ser de gran ayuda. Aquí hay cinco consejos para el cuidado especial de un bichón frisé:

1. Cuidado adecuado

El bichón frisé requiere cuidados frecuentes. Cepilla su pelaje regularmente para mantenerlo limpio y saludable. Además, tómese este tiempo para vigilar la salud de su mascota. Un pelaje descuidado se vuelve rígido y rizado y pierde su apariencia blanquecina. Recuerda deshacerte de nudos y cabellos enredados o sueltos antes de bañarte. Tenga cuidado al cepillar alrededor de los ojos y la nariz para evitar estresar a su bichón. Limpie alrededor de los ojos diariamente para eliminar las manchas de lágrimas no deseadas y mantener alejadas las bacterias y la suciedad. Use un paño tibio y húmedo para limpiar las orejas. Debido a que los perros naturalmente tienen pelo grueso alrededor de los canales auditivos, son muy susceptibles a las infecciones de oído.

2. Alimentación saludable

Como la mayoría de los animales, el bichón frisé prospera con alimentos frescos. Una combinación de dieta ideal incluye pescado, cordero y aves. Los perros tienen una inmunidad natural a las bacterias que se encuentran en la carne cruda, como la salmonela, por lo que es perfectamente seguro alimentarlo con carne cruda. Sin embargo, evite los huesos cocidos o la comida con moho. Si bien los perros tienen estómagos grandes y tractos digestivos cortos necesarios para digerir la carne, no pueden descomponer los carbohidratos complejos como el trigo, la soja y el maíz, lo que puede provocar picazón en la piel o problemas digestivos crónicos. Además, evite la comida para perros a base de maíz, que puede estar contaminada con aflatoxinas mortales y aditivos y conservantes que pueden causar cáncer, alergias o problemas en la piel.

3. La cama

Coloque una caja/canasta en un lugar conveniente de la casa donde pueda ver algunas actividades domésticas. También puedes conseguir algunas mantas mullidas para perros para usarlas como ropa de cama para él. Recuerda que los cachorros necesitan dormir mucho, por lo que es muy probable que su cama se convierta en su santuario donde puedan sentirse seguros y protegidos. No lo confines fuera de casa o en un garaje húmedo ya que este no es un ambiente saludable para un cachorro.

4to ejercicio

El bichón frisé es conocido por ser adorable y afectuoso, es fácil de entrenar y le encanta actuar. También son enérgicos, por lo que necesitan caminatas diarias y sesiones de juego. En algunos casos, es posible que veas un estallido repentino de energía en estos perros llamado «destello de bichón». Esto generalmente implica un divertido sprint alrededor de su habitación, seguido de un rato de abrazos.

5. Entrenamiento en casa

Un cachorro joven es como un bebé: no tiene autocontrol. Sácalo por la mañana antes de hacer cualquier otra cosa, cada dos horas durante el día y por la noche antes de acostarte. Cuando sea el momento de hacer sus necesidades, llévalo al área designada y pasea hasta que termine. No juegues con él mientras se ocupa de sus asuntos. Elógialo cuando complete la misión. Hasta que esté domesticado con éxito, extienda periódicos alrededor de su cama. Evite gritar o castigar, ya que esto solo lo pondrá nervioso.

Artículos relacionados

Lo que necesitas saber para traer a casa cachorros de bichón frisé

Consejos para presentar tu bichón frisé a tus hijos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.