Compartir

La educación se puede mejorar mediante el uso de la impresión 3D. Un proyecto del Reino Unido ofrece lecciones de biología a personas ciegas mediante el uso de esta tecnología.

Los últimos avances tecnológicos están cambiando muchas áreas de la vida diaria. También han permitido fortalecer áreas como la docencia. Sin duda que Impresión 3d se ha convertido en un poderoso recurso educativo en sí mismo. Sus usos no solo nos han permitido mejorar nuestro aprendizaje pasado reciente.

Y es que además de revolucionar áreas como la salud, la arquitectura o la exploración espacial, esta tecnología también puede facilitar la educación de las personas con ceguera.

Una iniciativa pionera liderada por la Universidad de Oxford Brookes ha llevado la miniaturización y la impresión 3D un paso más allá. Consciente de las dificultades que tienen las personas con discapacidad visual, el profesor Chris Hawes decidió utilizar impresoras tridimensionales Crea modelos para tu clase de biología y haz que lo “invisible” sea táctil.

Hawes pensó que sería una buena idea utilizar la impresión 3D para construir estructuras biológicas que pudiera mostrarle a su madre, que había perdido la vista después de que le diagnosticaran pérdida. Alzheimer. Luego, el investigador comenzó a imprimir sistemas y modelos para acercar a su madre a su trabajo diario como científico.

Lo que comenzó como un desafío personal se convirtió rápidamente en uno poderoso recurso educativo para personas con ceguera. Hawes se dio cuenta de que sus estructuras impresas podrían usarse en clases de biología para mostrar a las personas ciegas lo que realmente son las células, los virus o los parásitos.

Otro científico, el Dr. Louise Hughes, jefa de la unidad de bioimagen de la universidad. Esta investigadora se encargó de convertir lo que sus ojos veían a través del microscopio en una realidad tangible. Los modelos y estructuras impresos fueron entonces im Museo de Historia Natural de Londresacercar a la sociedad un proyecto educativo realmente impactante.

El proyecto denominado “de miniaturizado a masivo” recibió recientemente el Precio- Pasión por la ciencia. Al recibir el reconocimiento, Hugues afirmó que “como interpretar datos a través de un microscopio puede ser complejo, la impresión 3D puede ser una buena herramienta de enseñanza para personas ciegas y una gran ayuda para comprender los resultados de los investigadores”.

Sin duda, la educación de las personas ciegas puede mejorar gracias a esta innovadora iniciativa. Este proyecto demuestra una vez más cómo la tecnología puede ser un elemento clave en el aula y servir como recurso para personas con mayor dificultad.

Imágenes Universidad de Oxford Brookes

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here