Compartir

El MIT está desarrollando un dispositivo con nanotecnología que nos permitirá observar cómo hablan dos células del sistema inmunológico. Esta interacción les ayuda a prepararse para cualquier infección.

La comunicación nos ayuda a transmitir información de algunas personas o entidades a otras. Es importante para nuestras relaciones sociales saber lo que piensa nuestro entorno y enviar y recibir mensajes clave para nuestra vida diaria. A nivel microscópico, las células que forman parte del cuerpo también necesitan comunicarse para sobrevivir. Una investigación del MIT hizo nanotecnología para ver cómo hablan nuestras defensas.

La sistema inmune en realidad, es una red enredada de células y moléculas que deben trabajar juntas para proteger al cuerpo de los ataques invasivos. Salir victorioso en la lucha contra la infección depende en gran medida de la interacción de las defensas, que se ven obligadas a hablar para prepararse y responder a cualquier ataque.

Un nuevo dispositivo desarrollado por científicos del Instituto de Tecnología de Massachusetts permite una observación más detallada y precisa de las comunicaciones celulares. El sistema de microfluidos basado en la nanotecnología ha logrado capturar “pares de células” y obtener detalles sobre su interacción pareada.

En otras palabras, el uso de la nanotecnología nos ha ayudado saber cómo se activan las células T (uno de los principales elementos de la respuesta inmunitaria) en respuesta a una infección. Gran parte de su trabajo y acción a nivel celular depende precisamente de su interacción y comunicación, explica el profesor. Joel Voldman.

En el pasado, la forma más práctica de comprobar cómo hablaban las células se basaba en procedimientos experimentales: mezclar los elementos en un tubo de ensayo y ver qué sucedía. Sin embargo, esta técnica era bastante limitada ya que no sabíamos si una célula estaba “hablando” con una o más células al mismo tiempo. La nanotecnología nos permite visualizar esta comunicación con más detalle y precisión.

El dispositivo de microfluidos consta de un chip que logra capturar las células que queremos observar. El sistema funciona secuencialmente. Primero dejémoslos Celdas tipo AA fluyen a través del chip en una dirección y los atrapan en pequeñas cámaras en el sistema. Luego invertimos el flujo de fluido, lo que puso las células A en trampas que eran más grandes que las cámaras individuales en las que se depositaron originalmente.

Cuando hemos conseguido que las células tipo A estén en los intersticios del chip, realizamos el mismo procedimiento con el Células de tipo B. De esta forma, podemos capturar ambas celdas en las cámaras del dispositivo, lo que permite una visualización precisa de su comunicación mutua.

El sistema creado por la nanotecnología es un desarrollo mejorado de un dispositivo para ver cómo se han reprogramado las células madre. Ahora podemos ver cómo las células inmunes conversan al observar en detalle el “contacto controlado” que hacen para cada interacción de defensa.

Ver lo que está sucediendo en un mundo invisible a nuestros propios ojos no es solo una forma elegante de hacer experimentos. También podemos Aprenda cómo funciona el sistema inmunológico Los cuerpos ya partir de ahí desarrollan reacciones y mecanismos para prepararse para cualquier ataque, como en la inmunoterapia contra el cáncer.

Imágenes NIAID (Flickr), CON

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here