Compartir

Hace unos meses, en el mismo blog, presentamos el nuevo paradigma que debe apoyar el desarrollo de las redes de telecomunicaciones: Virtualización de redes. En tres artículos describimos el concepto de cómo las redes pueden definir su comportamiento a través del software, cómo podemos tomar este camino hacia la virtualización de redes con “soft-softing the hardware” y anticipamos las posibilidades de la virtualización de redes en el mundo de las telecomunicaciones.

Como ocurre con todas las grandes historias, el tiempo se encarga de construirlas una por una. Unos meses después, en el camino que tenemos que tomar desde la innovación, el trabajo nos ha hecho avanzar juntos Comité ejecutivo nacional, líder en la integración de tecnologías de TI y redes.

El acuerdo de cooperación entre Telefónica y NEC Corporation permite a ambas empresas utilizar sus puntos fuertes e iniciar el desarrollo de tecnologías competitivas de virtualización de redes a partir de la primavera de 2013. El caso es que ambas empresas agrupan nuestras capacidades tecnológicas y realizan pruebas y estudios conjuntos para la migración a la virtualización de determinados elementos de la red.

Minimizar la dependencia del hardware aporta importantes beneficios para mejorar la gestión de Infraestructuras de telecomunicaciones y lo que es más importante, para el usuario final. Por un lado, se trata de hacer que la gestión de la red sea más sencilla y flexible. Al mismo tiempo, todo esto acelerará la prestación de servicios, reducirá el tiempo de comercialización y mejorará la experiencia de conectividad del cliente.

Como parte de esta colaboración, Telefónica y NEC crearon un primer caso de estudio real de un EPC virtualizado (Virtualized Evolved Packet Core), es decir, la red central de un sistema. LTE. Y este sistema fue presentado en el Mobile WorldCongress 2013 en Barcelona.

Sin embargo, la virtualización de la red es un concepto que se puede aplicar a más elementos y segmentos de la red. Esto nos permite, entre otras cosas, combinar las funciones del borde, por ejemplo IP de una red (es decir, el límite inteligente de la red) en un único punto de la infraestructura con las ventajas que esto aporta para su gestión y funcionamiento. Por ello, para Telefónica es importante seguir desarrollando este concepto.

Proporcionar un único modelo de infraestructura para gestionar todos los aspectos de la red virtualizada está en línea con la estrategia global de Telefónica y está a punto de evolucionar hacia funciones de red cada vez más inteligentes y flexibles. SDN (software de definición de redes) juega un papel muy importante en la interconexión fácil y eficiente de las funciones de red virtualizadas que también permiten la automatización avanzada de la red, el desarrollo rápido de servicios y la aplicación sencilla de políticas en toda la red, mejorando enormemente la inteligencia de la red.

Esta colaboración con NEC garantizará que las funciones de red virtualizadas sean portátiles entre diferentes plataformas de hardware, logrando así la flexibilidad de red necesaria para ser una empresa más digital, una empresa de telecomunicaciones digital.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here