Compartir

¿Te imaginas un frigorífico que advierte de la fecha de caducidad de los alimentos que contiene? ¿O que los zapatos que usas mientras haces ejercicio registran las estadísticas de cuánto corres a qué velocidad cada semana?

En 2020 se conectarán a Internet alrededor de 50.000 millones de dispositivos. Y no solo serán los habituales, sino que los objetos cotidianos también tendrán aplicaciones en la red. Es el llamado Internet de las Cosas. O, para decirlo de otra manera, “la revolución tecnológica de la vida cotidiana”.

Los datos del actual informe sobre Internet de las Cosas de la consultora IDC indican buenas perspectivas en el área de negocios. La informe muestra que el 58% de las empresas ven Internet de las cosas como parte de su estrategia comerciallo que subraya su creciente importancia. Salud con 72%; Tráfico con 67%; y la fabricación son las áreas que actualmente otorgan el mayor valor a IoT con un 66%.

Con esta perspectiva, no es de extrañar que el foco de las grandes empresas esté ahora en ofrecer al usuario el futuro tecnológico: hogares inteligentes y ciudades inteligentes. “El futuro del Internet de las cosas es inevitable”, dijo Juan Garrigosa, director de Innovación de Endesa, en la ceremonia de entrega de premios de Reto Edison. Una iniciativa que contribuye al futuro de este “Todo Conectado” se acerca cada vez más.

El mundo no se detiene, al igual que la tecnología, que sigue a un ritmo vertiginoso instalándose en la más mundana de nuestra vida cotidiana. Y los expertos dicen que Internet de las cosas está más cerca de lo que pensamos. Cuando una persona se conecta a la red, su vida cambia. Pero cuando todas las cosas y los objetos están conectados, el mundo cambia. Un cambio que afecta la forma en que nos comunicamos, trabajamos, viajamos, nos divertimos … básicamente es una reformulación de nuestro día a día que abre nuevos enfoques y muchas posibilidades. Entonces el entiende Norberto Mateos, director general de Intel para el sur de Europa: “Las ciudades inteligentes, los teléfonos inteligentes, los dispositivos portátiles … ya están en movimiento y mejoran cada vez más nuestras vidas”. Y es que la innovación está conectada con los emprendedores y “nuestro objetivo es que las pequeñas empresas puedan desarrollar y promover sus ideas en el contexto del Internet de las Cosas”.

Despierta el talento de los jóvenes

La juventud está asociada al desarrollo tecnológico y Ana Segurado, directora de Telefónica Open FutureEstá claro que estos proyectos sirven para despertar el talento de los jóvenes, porque tienen una gran fuerza innovadora. También explica cuál es el objetivo de Open Future: “Lo que hacemos en Telefónica es muy útil y un apoyo real y eficaz para que estos jóvenes talentosos puedan sacar adelante sus ideas”. Y con esta tarea “tenemos que ayudarles por todos los medios para que conviertan sus ideas en proyectos rentables y sostenibles que hagan de España un país innovador”.

Las mejores ideas compitiendo en el Edison Challenge

El Edison Challenge nace para promover la innovación y el emprendimiento en España en el ámbito tecnológico. Un concurso de ideas que se centra en soluciones innovadoras. Intel ha unido recientemente fuerzas con el Ministerio de Industria, Energía y Turismo, Repsol, Ferrovial, Banco Santander y Telefónica para otorgar los premios Open Future en el marco de Foro internacional de contenido digital (FICOD2015) a los impulsores de estas ideas que previamente les han proporcionado la formación y el hardware necesarios para que sus desarrollos formen parte de nuestras vidas en un futuro no muy lejano.

Se adjudicaron un total de siete proyectos. Desarrollos en la categoría de empresa:

  • Pedales Ad-Lib. Pedales inteligentes para guitarras.
  • Battget-Edison. Mecanismo con cargador con conexión de datos que permite el acceso a la red y la recuperación de datos.
  • Solar Fonolid. Dispositivo para optimizar la eficiencia energética con acumuladores solares.

También había una categoría de promesas:

  • Stiwee. Herramienta para mejorar la comunicación entre clientes y camareros en restaurantes.
  • Pillbot. Sistema de monitorización de tratamientos en residencias, hospitales y consultas externas.
  • Reciclaje. Dispositivo para medir la eficiencia energética en los sectores del reciclaje y medioambiental.
  • eGas. Mecanismo para controlar la cantidad de gas que queda en una bombona de butano.

Grandes avances para la revolución tecnológica de la vida cotidiana que los ganadores fueron presentados al jurado con cierta preocupación antes de la presentación pública, pero dejaron a todos queriendo usarlos lo antes posible.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here