Compartir

El Alzheimer es una enfermedad neurodegenerativa que se caracteriza por la pérdida de memoria. La investigación publicada en Science da lugar a nuevas esperanzas de nuevas terapias para este trastorno.

Ellos lo llaman Alzheimer a una enfermedad que va más allá de las estadísticas. Eso condenará al olvido a los pacientes que la padecen. Lo que se vuelve mucho más difícil que un problema médico. Como resultado, los afectados ya no recuerdan quiénes son sus familiares, amigos, historia e incluso su nombre.

1901, Alois Alzheimer describió esta enfermedad neurodegenerativa por primera vez. Las placas y marañas de proteínas comienzan a acumularse rápidamente en las neuronas de nuestro cerebro, lo que lleva a su degeneración y muerte. Este proceso molecular es responsable de síntomas como la pérdida de memoria en los pacientes afectados.

La lucha de la ciencia contra el olvido

De acuerdo con él IMSERSO, En España, más de seis millones de personas padecen Alzheimer. Por ello, la investigación neurocientífica intenta avanzar buscando nuevos métodos de detección precoz y tratamiento de la denominada “enfermedad del olvido”.

Una nueva investigación realizada por científicos en los Estados Unidos está rastreando algunos procesos biológicos que ocurren en cada una de nuestras células. Cada segundo, la información genética (ADN) que tenemos en las células sirve como una “receta” para la producción. proteínaque luego ayudan a formar estructuras, trabajar en las defensas del cuerpo o transportar oxígeno desde nuestra sangre.

Los investigadores aún no comprenden la extraña formación de placas de proteínas en las células neuronales. Este nuevo artículo publicado en la revista Ciencias, podría arrojar un poco más de luz sobre el desarrollo de la enfermedad de Alzheimer. Y los científicos lograron establecer que, contrariamente a lo que parecía, Algunas proteínas también están involucradas en la producción de otras proteínas.. En otras palabras, el camino ya no solo conduciría del ADN a la proteína, sino que moléculas inesperadas podrían jugar un papel en este juego biológico.

En la imagen de arriba podemos ver una estructura amarilla. Es la proteína Rqc2 la que desempeña en una célula el papel que desempeña uno de los “albañiles” en la producción de proteínas (conocidas en biología como ARN mensajero) en general. Al contrario de lo que parece, el papel de Rqc2 no es producir proteínas. Los investigadores creen que se trata de un novedoso “sistema de reciclaje” que avisa a nuestras células cuando falla un proceso de fabricación de proteínas con el objetivo de deshacerse de ellas.

En cierto modo, la proteína Rqc2 sería un verificador de calidad en nuestras células. Cuando algo sale mal, es la molécula biológica la responsable de advertir del fallo para evitar que se haga algo mal. En este proceso de elaboración y manipulación de proteínas, el sistema de calidad es fundamental para controlar el correcto funcionamiento de nuestras células.

La investigación científica sugiere que Si la auditoría de Rqc2 falla, podemos identificar problemas con la acumulación de placas de proteínas en nuestras células. Qué sucede en la enfermedad de Alzheimer. En el futuro será necesario entender cómo funciona este peculiar editor molecular para saber cuándo empieza a fallar. Esto podría darnos pistas para desarrollar nuevas terapias contra enfermedades neurodegenerativas.

Imágenes Jarmoluk (Pixabay), Janet Iwasa (Universidad de Utah)

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here