Compartir

Según un estudio de la empresa norteamericana Gartner, el crecimiento del valor empresarial de la IA será exponencial durante los próximos cinco años. En 2018 sumará 959 millones de euros, un 70% más que el año anterior; y en 2022 volverá a subir hasta los 3,21 billones de euros.

En 2001 se estrenó la película AI Artificial Intelligence, una conmovedora historia sobre el amor de un robot por su madre humana. Hoy, tras el boom tecnológico que hemos visto, nadie se sorprendería si pudiéramos enamorarnos del sistema operativo de nuestra casa inteligente en 30 años, como en la película Her.

Ya vemos como poco a poco La inteligencia artificial se está introduciendo en nuestra vida cotidiana. Hubo un extraño ejemplo de esto hace unos días en las elecciones a la alcaldía en Tama, una ciudad de Tokio. Aparte de los candidatos habituales de carne y hueso, estaba Michihito Matsuda, la primera inteligencia artificial en presentarse a las elecciones. Aunque no era humano, fue el tercer candidato más popular con un total de 4.013 votos.

Por supuesto, la IA ya es una realidad en muchas áreas y las empresas se están enfocando cada vez más en ella. Esto fue predicho en un estudio la empresa Gartner, responsable de realizar análisis comerciales. En este estudio, la empresa estadounidense estima que Para el 2022, el crecimiento del valor comercial de AI totalizará $ 3.21 billones. Mucho más de los 959 millones de euros estimados para 2018, un 70% más que en 2017.

Aparte de estos datos, Gartner también afirmó en un comunicado que este aumento de la IA será comparable al de otras tecnologías emergentes: en los primeros años se producirá a una velocidad vertiginosa y se ralentizará gradualmente. El patrón de crecimiento en “forma de S”.

¿Cuáles son las principales fuentes de valor empresarial?

La empresa estadounidense advierte que habrá tres fuentes principales de valor. El primero va a ser relativo mejorar la experiencia del cliente por empresas con herramientas interactivas como agentes virtuales. El segundo sera que nuevos ingresos por la venta de productos y servicios -Tanto nuevos como actuales-. Y el tercero se basará en eso Reducción de costo en la fabricación de estos productos.

Ahora mismo nadie sabe si la ficción se hará realidad en unos años y podemos ver robots con sentimientos tan humanos como el amor o la tristeza. Lo que está claro es que la Inteligencia Artificial se está introduciendo cada vez más en nuestras vidas y de alguna forma no parará de mejorarla.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here