Compartir

La búsqueda de planetas habitables es una constante en la exploración espacial. Los nuevos resultados de Kepler han identificado los dos planetas más parecidos a la Tierra hasta la fecha.

En 2011 se estrenó la película Otra Tierra, que desató un interesante debate filosófico. ¿Qué pasaría si encontráramos un planeta similar al nuestro? Aunque su razonamiento se basa en la ciencia ficción, la búsqueda de exoplanetas habitables es una constante en la exploración espacial. Los resultados de la nueva misión Kepler Nos acercan a este gran desafío: descubrir un mundo en el que imperen las condiciones de vida adecuadas, y quizás encontrar los primeros organismos extraterrestres vivos.

El satélite Kepler, llamado así por el astrónomo y matemático Johannes Kepler, que ha estado dando vueltas alrededor del sol desde finales de 2012 hasta que tuvo que detener sus operaciones de búsqueda en mayo de 2013 debido a problemas técnicos. A pesar de la parada de la misión, seguimos analizando los resultados de este peculiar observatorio, y su trabajo ha permitido que nuestra visión del universo cambie por completo.

Los últimos hallazgos del programa Discovery de la NASA han identificado dos planetas que son muy similares a la Tierra. Como ellos. para explicar Agencia SINCLos científicos han llamado a estos nuevos exoplanetas “candidatos prometedores” en busca de vida. Sin duda son un ejemplo del rotundo éxito de Kepler y la NASA.

La distancia, el gran problema

Y es que es un sueño encontrar algún tipo de organismo vivo más allá de los confines de la tierra que haya trascendido la ciencia ficción. Los resultados de Kepler proporcionan información al respecto. La mayoría de los exoplanetas similares a la Tierra identificados hasta ahora. Son Kepler-438b y Kepler-442b, que se encuentran a 470 y 1100 años luz de nuestro planeta, respectivamente.

Estos mundos se encuentran en Ricitos de Oro, un área conocida como “habitabilidad estelar”. Dado que su distancia a una estrella es óptima, los planetas ahora descubiertos por Kepler podrían incluso albergar agua líquida. En otras palabras, si estos exoplanetas recibieran más luz de la necesaria, el agua que contenían herviría, mientras que si hubiera poca luz, el agua restante podría congelarse.

¿A qué desafío se enfrenta ahora la exploración espacial? Como en otros hallazgos de Kepler, los exoplanetas descubiertos están tan lejos que las observaciones y análisis posteriores son realmente complejos. Sin embargo, estos desafíos no deberían restar valor al gran trabajo de esta misión de la NASA.

Hasta ahora, Kepler ha descubierto 1.000 exoplanetas en 440 sistemas estelares. Su trabajo también ha ayudado a rastrear aproximadamente 3.300 candidatos planetarios que aún no se han confirmado. En resumen, Kepler escribió uno de los capítulos más exitosos en la historia de la NASA. La misión ha terminado, pero la búsqueda de vida continúa.

Imágenes David A. Aguilar (CFA)

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here