Compartir

Aprender idiomas no solo es importante para nuestra educación y experiencia laboral. Según un estudio reciente de científicos británicos e indios, esto también podría ser crucial para mantener una salud mental óptima.

Todos los días somos conscientes de la importancia que tiene para nosotros aprender idiomas. Ya sea por una necesidad profesional, ya que tenemos que hablar varios idiomas en nuestro trabajo para poder comunicarnos con otras empresas o clientes, o por un interés personal en un mundo cada vez más globalizado, la verdad que podemos conversar en otros idiomas. Es importante.

La ayuda de lo nuevo en el siglo XXI dispositivos móviles Es de gran importancia saber leer y escribir en otro idioma, como se nos mostró desde Colombia con el uso de tabletas en comunidades indígenas. Aplicaciones como Duolingo, uno de los idiomas más populares para aprender idiomas, es un gran ejemplo de cómo la tecnología nos ayuda en nuestra educación.

La razón por la que hoy Piensa en grande Estamos hablando de esfuerzos por conocer otro idioma que no se basan en cuestiones personales o profesionales. La razón está en nuestro cuidado saludAprender idiomas podría retrasar la aparición de la demencia, según un estudio publicado en la revista Neurology.

El estudio, realizado por científicos indios y británicos, analizó la salud mental de 648 pacientes indios que encontraron este la las personas bilingües desarrollaron demencia cuatro años y medio después como monolingüe ”, a partir del Agencia SINC.

Del número total de sujetos estudiados, 240 padecían la enfermedad de Alzheimer, 189 demencia vascular, 116 demencia frontotemporal y el resto de diversas formas mixtas de la enfermedad. En el análisis, los científicos determinaron la edad a la que aparecieron los primeros síntomas de problemas de salud mental.

Los investigadores conocían estos datos y sabían qué personas hablaban uno o dos idiomas. entrenamiento cerebral continuoen particular, un mayor desarrollo de las funciones de ejecución y atención, lo que ayudaría, en parte, a prevenir este tipo de enfermedades.

El hecho de que el aprendizaje de idiomas esté relacionado con una mejor salud mental no es del todo nuevo. Y ese es el propio científico Santiago Ramón y Cajal Habló sobre la importancia de la plasticidad neuronal hace más de un siglo. En otras palabras, si entrenamos el cerebro lo suficiente, podemos lograr una dinámica espectacular en nuestras conexiones nerviosas.

En resumen, el aprendizaje de idiomas no solo es fundamental para nuestra formación y práctica profesional. Nuestro cerebro y salud mental también pueden aprovechar esta formación educativa, que sin duda puede servir como un incentivo para aprender nuevos idiomas.

Imágenes Kevin O’Mara (Flickr), Gerry Shaw (Wikimedia)

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here