Compartir

La influencia de la inteligencia artificial en la geopolítica aumentará en los próximos años. Un nuevo estudio lo compara con la electricidad o el motor de combustión interna.

A lo largo de la historia ha habido momentos en los que Las invenciones tecnológicas marcan el ritmo de la geopolítica. internacional o regional. Para no retroceder demasiado, la revolución industrial puso en primer plano al Imperio Británico. Más tarde, la segunda revolución industrial ayudó a cimentar el poder de una Alemania recién creada y allanó el camino para Estados Unidos. Los tres países jugaron un papel de liderazgo en ese momento.

Y. Ahora es el momento de la inteligencia artificial. Algunos expertos consideran la tecnología tanto que creen que es solo un ingrediente más en el orden mundial. Y no solo los especialistas lo valoran tanto. Algunos países parecen haberse tomado en serio la nueva tecnología.

En 2016, justo antes de que Donald Trump llegara al poder, la Casa Blanca publicó un memorando sobre el estado de Estados Unidos en materia de inteligencia artificial y lo que el país necesitaba para liderar esta tendencia tecnológica. Francia anunció un plan a principios de este año para invertir 1.500 millones de euros entre 2019 y 2022 para impulsar el sector de la IA.

Por tanto, no es de extrañar que el Centro para una nueva seguridad estadounidense (CNAS) ha analizado la influencia de la inteligencia artificial en la geopolítica. Y la primera conclusión es clara: Disputa entre China y Estados Unidos el liderazgo de esta tecnología.

El informe presentado por la CNAS Compare la IA con la electricidad o el motor de combustión interna. Todas estas tecnologías abrieron multitud de aplicaciones, sus efectos sobre la productividad así como sus consecuencias negativas, ya sean sociales o políticas, se hicieron visibles.

Inteligencia artificial No será como el arma nuclear o el acorazadocuyos efectos se limitan a un área única. La tecnología proporcionará una base para el avance en varios sectores económicos. El estudio destaca que una de las claves será la colaboración público-privada.

Un duelo con invitados

El CNAS define claramente la principal batalla entre China y Estados Unidos. El primero ha fomentado un ecosistema vibrante de nuevas empresas de inteligencia artificial y, lo que es más importante, lanzó un plan general para liderar la inteligencia artificial alrededor de 2030. Sin embargo, los responsables del estudio no ven que Estados Unidos tenga tecnología.

Será uno de esos dos gigantes el que finalmente tomará la delantera en IA. Pero no lo hará solo. La influencia geopolítica se comparte y habrá países como Israel, Rusia o Singapurquienes también tendrán su propia posición de fuerza. El estudio también cita a Co. Zona sur e India como influencer. Sin embargo, se emite una advertencia: no ignore las preocupaciones sociales o de seguridad que trae consigo la tecnología.

Imágenes: Kelsey Knight, PGB

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here