Compartir

¿Puede Júpiter ayudarnos a aprender un poco más sobre el universo? Los científicos de IAC han utilizado el planeta como un “laboratorio espacial”. Estos son tus resultados.

Júpiter Es el quinto planeta del sistema solar y se considera el cuerpo celeste más grande de nuestro sistema planetario después de nuestra estrella. Además de sus dimensiones espectaculares, trescientas veces el tamaño del planeta Tierra, Júpiter tiene propiedades muy extrañas para la ciencia. Tanto es así que se ha descrito como un “laboratorio para estudiar el universo” y más concretamente para descubrir nuevos detalles sobre exoplanetas.

¿Cómo convertimos este voluminoso planeta en un modelo de investigación? Científicos del Instituto Canario de Astrofísica en un artículo publicado en Astrophysical Journal Letters. Y es que Júpiter no solo es un planeta enorme, sino que también tiene grandes satélites a su alrededor.

Un espejo para estudiar exoplanetas.

Uno de ellos, llamado Ganimedes, sirvió como un “espejo” para analizar la atmósfera de Júpiter. Esto permitió a los investigadores estudiar Júpiter utilizando un eclipse de satélite como si fuera un exoplaneta en tránsito.

La Método de envío Es una técnica utilizada por los científicos para descubrir exoplanetas. De hecho, de los 1.800 planetas extrasolares encontrados hasta ahora, el 65% se ha observado con esta aproximación. ¿De qué está hecho? Los investigadores miran una estrella fotométricamente y comienzan a buscar cambios sutiles en la intensidad de la luz. Estas pequeñas desviaciones se deben a que un planeta pasa frente a él.

Además de conocer nuevos exoplanetas, el método de tránsito puede ayudarnos a identificar el la atmósfera que rodea el cuerpo celeste. Mediante una técnica conocida como espectroscopia de transmisión, podemos conocer las diferencias entre la intensidad de la luz incidente y la transmitida y, por tanto, la composición química de las capas de la atmósfera.

Resultados asombrosos

Las observaciones del IAC durante los satélites Gamínedes permitieron estudiar a Júpiter como un exoplaneta en tránsito. ¿Y qué descubrimos? Los resultados, que publicó la revista Nature, muestran la presencia de nubes (aerosoles) y nieblas en el Atmósfera de Júpiter.

Los científicos de IAC también han descubierto hallazgos inesperados como: Cristales de hielo en una capa estratosférica y fuertes propiedades de absorción del gas metano. En otras palabras, el uso de Júpiter como “laboratorio espacial” no solo ha servido para estudiar exoplanetas, sino que los resultados nos permitirían en el futuro determinar la abundancia de agua en la atmósfera del planeta.

Con esta técnica, los investigadores creen que también podríamos determinar la tasa de impactos de cometas en Júpiter en el futuro. Estos resultados proporcionarían nuevas pistas sobre la Historia del planeta y la formación del propio sistema solar.

Imágenes Comfreak (Pixabay), WikiImages (Pixabay)

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here