Compartir

Es hora de reflexionar sobre las nuevas resoluciones de 2016. Muchos contemplaremos mejorar como humanos, dejar de fumar … pero sin duda uno de los propósitos principales es la famosa cirugía de bikini. Bueno, hay uno más este año: la nutrición digital.

Si bien esta dieta no es nueva, este es el primer año que ha ganado una amplia aceptación. Cada vez se anima a más personas a que lo prueben ya que el estrés en su vida es mayor debido a nuestra incapacidad para desconectar. Según un informe de El Observatorio del Consumidor Cetelem Europa 2015, la El 99% de los ciudadanos europeos posee al menos un dispositivo con tecnología digitalya sea una computadora, computadora portátil, tableta o teléfono inteligente. Además, ya hay más de un tercio de los europeos que se consideran hiperconectados. En España, la tecnología se utiliza más para el ocio y la relajación. Son muchas las personas que viven en la calle, en el trabajo, en celebraciones familiares o con amigos, esperando su celular, correo electrónico, WhatsApp, Facebook o Twitter. Eso ya se conoce como síndrome de chequeo constanteque no es más que el hábito de comprobar con frecuencia si tienen un nuevo mensaje, mensaje o comentario. Parece que las nuevas tecnologías como el chocolate no solo son gratificantes sino también adictivas y hay una serie de estrategias que debes desarrollar para evitar caer en ellas y terminar siendo devoradas por ellas.

El primer paso es conocer el nivel de adicción.

Lo primero que debes comenzar con esta dieta es conoce nuestro nivel de adicción digital, pero el experto Daniel Sieberg inventó el término E-peso, que se mide mediante un sistema de puntuación que muestra la cantidad de dispositivos electrónicos que utilizamos en nuestra vida así como cada cuenta de correo, red social, blog … sería como nuestro índice de masa corporal. La realidad es que esta dieta puede parecer muy estricta Guía para reflexionar y reconocer hasta qué punto necesitamos tecnologías y dependemos de ellas.

El objetivo de esta dieta es lograr una desintoxicación digital completa, para ello se recomienda comenzar los fines de semana eliminando todo lo relacionado con la técnica y luego hacer este extenso ejercicio durante varios días. Y así sucesivamente, hasta lograr la eliminación completa de los dispositivos, y luego comenzar gradualmente a introducirlos.

Puede parecer simple, pero no lo es. En primer lugar, la imposibilidad de consultar las redes sociales o utilizar Google Maps para encontrar una calle. te hace muy consciente de tu dependencia de la tecnología para resolver problemas cotidianos sencillos.

Las aplicaciones que nos ayudan a cumplir con los requisitos

Además de esta dieta digital, tenemos nuevas aplicaciones móviles que nos ayudan a controlar y calcular cuánto tiempo pasamos frente a dispositivos móviles, por ejemplo; Tiempo de calidad, Checky Ö bosque. Los expertos en aplicaciones advierten que “el celular nos absorbe más de lo que imaginamos”, una media de cinco horas diarias y 150 desbloqueos. son los registros habituales entre los usuarios. Para reducirlos es necesario utilizar restricciones y plazos que nos marcamos a través de estas aplicaciones y que nos obligan a cumplir.

de acuerdo a Psicólogos, el uso promedio recomendado del equipo es de ocho horas diarias.Para ello nos piden que nos autocontrolemos y tratemos de alejarnos de los dispositivos, aunque esta es una tarea difícil.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here