Compartir

Desde la antigüedad más lejana, el hombre ha querido recrear su propia naturaleza de forma artificial. La creación de máquinas con forma humana ha sido una constante en muchas civilizaciones para poner a prueba el ingenio o la diversión, pero básicamente las mentes inteligentes de los hombres del pasado lo buscaron. ayuda a mejorar el trabajo mecánico eso implicará fuerza y ​​repetición.

Creando uno semejanza humana en una máquinao un autómata contiene la reproducción exacta de los movimientos y habilidades humanas. Prueba de ello es el autómata realizado en Londres hacia 1900 por Henri Maillardet, fabricante suizo de relojes y otros mecanismos, que “insufló vida” a una máquina, un dibujante que supo reproducir dibujos y en forma de escritura en verso.

Posteriormente, con el avance de la tecnología, se crearon componentes mecánicos artificiales que se implantan en el cuerpo humano para reemplazar sus propias deficiencias.

El campo de la robótica en medicina está cambiando la visión del robot pasando de una parte mecánica sin vida a algo que puede ayudar a una persona con su salud. De esta manera, se convierte en algo así como un ser altruista con valores humanos.

¿Cómo puede ser necesaria la robótica en medicina? Aquí hay unos ejemplos. Lo que todos tienen en común es que la robótica puede llegar donde los humanos no pueden debido a sus propias limitaciones.

Robótica en intervenciones quirúrgicas

En cirugía, los avances tecnológicos realizados desde los albores del siglo XXI han reducido la invasión quirúrgica y facilitado el trabajo de los cirujanos. Algunas de las ventajas son:

  • Cirugía laparoscópica, cirugía mínimamente invasiva para extirpar la vesícula biliar y también en cardiología.
  • Cirugía de trauma, guiado por imágenes.
  • Sistema robótico para operaciones de cadera y rodilla.

Prótesis robóticas

Cada vez avanzamos más en el campo de la salud, pero aún no tenemos soluciones definitivas a los cambios físicos por enfermedad o amputación por accidente. Hay avances en la investigación de prótesis robóticas que pueden funcionar en muchos casos Funciones de reemplazo de una parte dañada del cuerpo.

Una prótesis robótica es una pieza autónoma e inteligente que puede realizar una acción corporal funcional a través de sensores, procesadores y procesos de control complejos. Hoy en día existen estudios que brindan óptimos resultados:

  • Energía inalámbrica en el cuerpo.
  • Músculos de las extremidades artificiales (fabricados con materiales blandos que repiten los movimientos idénticos a los originales).
  • Mini robots motores en cirugía (capaces de moverse por las arterias).
  • Transistores flexibles alrededor del tejido.
  • Chips preparados para reparar neuronas.
  • Esófago sintético.
  • Lentes de contacto para medir la glucosa.
  • Oído y ojo biónicos.
  • Exoesqueletos artificiales.

Es un gran desafío que requiere un enorme esfuerzo para diseñar e implementar la eficiencia de una nueva prótesis. Es por ello que importantes empresas como Telefónica apoyan la Conocimientos de robótica en el aula con programas y concursos nacionales que promuevan el conocimiento y la investigación en el campo.

Otro ejemplo es la Fundación SCIENTIA, que también fomenta la participación de los más jóvenes en robótica en el certamen nacional anual Primera Liga Lego, un evento que se tiene en cuenta el mayor encuentro de ciencia, robótica y valores del territorio español. Consiste en un programa para alumnos de entre 10 y 16 años, en el que participan de forma lúdica y aprenden en contacto directo con las ciencias naturales, la tecnología, la ingeniería y las matemáticas (STEM).

En línea con la prótesis robótica, destacamos la participación de la escuela en la First Lego League (en la que logró la séptima mejor posición en la final de este año con 56 equipos participantes) La Farga de Sant Cugat con su equipo de robots WaWot, un grupo de 11 alumnos de 4º de ESO.

El desafío para los participantes de este año fue poder identificar un problema humano, físico o social durante la exploración espacial a largo plazo. El equipo de WaWot diseñó una camiseta electroestimulante para ayudar a prevenir problemas musculares en los astronautas y para aquellos de nosotros en la tierra ayudar a tratar los trastornos musculares en la espalda. Esta camiseta consta de dos capas. El primero, en contacto con la piel, tiene electrodos conectados a una placa base mediante un tejido conductor, y el resto es de tejido no conductor. La segunda capa es la capa exterior hecha de un material aislante y elástico.

Este proyecto contó con el apoyo de profesionales médicos como el Departamento de Reumatología del Hospital del Mar y varios profesores de medicina e ingeniería eléctrica de la Universitat Autònoma de Barcelona. La Fundación MGS patrocinó la participación del equipo WaWot en la competencia First Lego League.

Todavía queda un largo camino por recorrer en el campo de la robótica, pero la implicación es fundamental para seguir investigando por el bien de la sociedad. el objetivo de hacer que la tecnología sea lo más humana posible.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here