Compartir

No escuchamos música como solíamos hacerlo. Tampoco leemos ni vemos películas de la misma manera. Internet y los nuevos dispositivos están revolucionando el entretenimiento y ofreciendo nuevas formas de pasar el tiempo libre, pero también los que ya existen.

En música, el desarrollo de formatos es una clara indicación. El CD o Disco compacto, Tan presente en los noventa, tiene 30 años. Y si bien tres décadas no es nada, lo cierto es que ha envejecido muy rápido. El reemplazo ha llegado pronto y ha traído un buen puñado de novedades digitales que lo han dejado casi obsoleto. Pero, ¿las nuevas tecnologías también influyen en otros aspectos?

Conciertos móviles

Los dispositivos han cambiado y también el consumo de contenido. El Discman ha cedido iPod y para Teléfono inteligente Escuchar discos. Pero no solo se renunció al CD por el MP3, sino que se han abierto otras posibilidades como: Códigos QR, el sistema de almacenamiento de información bidimensional que recupera estos datos en el teléfono móvil al escanear con un teléfono inteligente.

¿Y cuál es su aplicación en el mundo de la música? Guarde canciones o videos para llegar a ellos con solo ponerles el teléfono. Un proyecto de estos inmuebles se llevó a cabo en Madrid durante la Festival de Música QR. Las actuaciones de varios grupos se grabaron como escenarios improvisados ​​en varias tiendas de la ciudad. Luego se registraron en códigos QR y se colocaron en ubicaciones estratégicas de las empresas. Cualquiera que tenga un teléfono inteligente puede ir a la tienda donde tuvo lugar el evento, buscar el código y disfrutar del concierto en la pantalla de su teléfono.

Esta iniciativa también puede verse como una forma de conectar algo que no es digital sino con las últimas innovaciones para compartir y consumir contenidos. ¿Puede el comercio volverse más digital y desarrollarse gracias al tiempo libre?

Disfruta desde casa

Pero el cambio va mucho más allá. Las nuevas tecnologías también están influyendo en la forma en que se consume la música en vivo. Nadie es consciente de que los conciertos ofrecen una dimensión con la que las grabaciones no pueden soñar, pero el concepto está cambiando y la tecnología tiene mucho que decir, por ejemplo para solucionar problemas. ¿Y si no podemos ir a la única actuación que da una banda en nuestra ciudad? ¿O cuando las entradas se agoten? ¿O cuando juegan en otro país? Aquí es donde entra la red.

Internet permite que las grabaciones se reproduzcan cuando el usuario lo desee. Además, su inmediatez ha ampliado las posibilidades de disfrutar de eventos en tiempo real desde la comodidad de tu propia casa. La Transmisión Deje que algo que esté sucediendo en Suecia, Estados Unidos o Japón sea seguido desde casa por alguien que viva en España, México o Sudáfrica en tiempo real. Con música, eso sí, cambia la pista de baile y el escenario por el sofá de casa.

Pero lo más importante es que esta opción de ocio no se elimina, sino que se amplía. Nunca será lo mismo que asistir en persona, pero gracias a internet nadie se pierde de nada, pase lo que pase, esté donde esté. ¿El consumo de música en directo se está convirtiendo en un evento social para grupos reducidos más centrado en la zona de estar y menos en las salas de conciertos?

Internet está cambiando el mundo tal como lo conocemos. Adaptar la industria de la música al nuevo escenario, como la televisión, es vital para su supervivencia. Muchos proyectos ya están utilizando las posibilidades de Internet y los dispositivos móviles en este sentido. ¿Cuántos veremos en el futuro? Imágenes Ventrue Beat, QReate & Track.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here