Compartir

La inteligencia artificial tendrá un fuerte comienzo en 2016, pero también con una serie de desafíos importantes por delante.

Una de las tecnologías que tendrá que desarrollarse más rápido en el futuro es la inteligencia artificial. Nos ha acompañado durante varias décadas, inicialmente de forma primitiva y cada vez más en forma de sistemas sofisticados para tareas exigentes e incluso robots humanoides que de alguna manera imitan las cualidades de una persona. Esta es quizás la forma más vívida de ver los avances de la inteligencia artificial.

Sin embargo, los desafíos de la inteligencia artificial van más allá de lograr un robot humanoide inteligente y ágil. En TechRepublic Preguntaste a tres expertos en este tema ¿Qué podemos esperar de 2016?. Andrew Moore, Kathleen RichardsonRoman Yampolskiy Han expuesto su visión para el futuro cercano de esta área.

La aprendizaje automático o aprendizaje profundo Es uno de los desafíos más claros en inteligencia artificial. Los expertos ven un crecimiento sobresaliente en esta área, que afecta directamente la capacidad de las máquinas para procesar nuevos estímulos y adaptarse a nuevas tareas. Cuanto más sofisticado sea este aspecto en los sistemas, más fácil será funcionar de forma independiente. No en vano, cuando se trata de inteligencia humana, a menudo se dice que se trata de la capacidad de adaptarse al entorno.

Internet de las Cosas es otro de los grandes nombres del futuro de la inteligencia artificial. Crear una red de objetos interconectados con capacidades autónomas es algo que se puede hacer de manera sencilla, pero también es posible hacer más complejo el sistema para hacerlo más efectivo.

El intercambio de trabajadores a través de máquinas que utilizan inteligencia artificial será otro desafío para el próximo año. Y esta tendencia se está intensificando en las fábricas, como estamos viendo en China, pero también para otro tipo de lugares de trabajo.

Entender las emociones por parte de los robots es también uno de los retos de la inteligencia artificial. A través de cámaras y sensores, pueden reconocer el estado emocional de una persona. Cuestiones éticas Tampoco se pueden dejar de lado, especialmente ahora que muchas máquinas autónomas se introducirán en la vida cotidiana de muchas personas, debido en parte a la automatización del hogar o los automóviles autónomos.

Imágenes: Keoni Cabralskeeze

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here