Compartir

El cometa Lovejoy continúa su camino por el cielo. Este cuerpo celeste pasa por su punto más cercano a la tierra, y su brillo se puede percibir en nuestro cielo.

El año 2015 estará acompañado de hitos científicos memorables. Después de un año espectacular en el que logramos aterrizar en un cometa, la exploración espacial se enfrenta a nuevos desafíos y desafíos. La primera tendrá lugar en el mismo mes de enero. Para verlo solo tenemos que mirar hacia el cielo. ¿Y ese es el cometa? Amor, alegría iluminará el cielo a su paso.

Es conmovedor e incluso un poco poético ver cómo una mezcla de hielo, polvo y roca puede sorprendernos. Cometa definido por el Instituto Canario de Astrofísica como “bolas de nieve sucias” habitan los límites del sistema solar, en el espacio entre la nube de Oort y el cinturón de Kuiper.

¿Por qué los cometas viajan repentinamente hacia el sol? Como todos los objetos del universo, también hay expuesto a la gravedad. Sin embargo, las colisiones entre dos cometas o la “atracción gravitacional” de una estrella cercana hacen que abandonen su particular “zona de confort”. Allí comienzan su especial “camino de vida”, que se precipita hacia el sol, en el que muestran su máximo brillo hasta pasar o desintegrarse por las altísimas temperaturas que tienen.

Según la expectativa hecha por el Cometa ison A finales de 2013 comienza el año con el espectáculo de un nuevo cuerpo celeste. En el caso del cometa Lovejoy, su descubrimiento es el resultado de una hermosa historia. El hallazgo no proviene de un observatorio profesional, sino de la mano a mano. Terry Lovejoy, un astrónomo aficionado radicado en Australia. Desde Brisbane, el informático ya ha logrado reconocer el paso de cinco cometas.

Sin duda, la astronomía debe gran parte de su avance a las personas que miran al cielo en su tiempo libre en busca de nuevos objetos. Después del descubrimiento de Lovejoy, las proyecciones y los cálculos sugieren que su brillo máximo se alcanza el 10 de enero. La razón por la que ilumina nuestros cielos este mes es porque estará cerca de la Tierra, a solo 70 millones de kilómetros de distancia.

Su brillo se verá en los días de la luna menguante, ya que el pasado 4 de enero fue luna llena. Esta “coincidencia” nos permite observar Lovejoy en todo su esplendor. También conocido como C / 2014 Q2, el cometa se puede ver con simples prismáticos. Si desea disfrutar de Lovejoy en todo su esplendor, es importante que nos mantengamos alejados de las áreas de alta contaminación lumínica.

Cuando el cielo nos sorprende con noches despejadas, puede ser posible ver su paso a simple vista. Además, hay iniciativas como esta telescopio virtual nos permiten ver el cometa desde nuestras pantallas. Sea como fuere, la trayectoria de Lovejoy nos invita nuevamente a levantar la mirada al cielo y disfrutar del espectáculo.

Imágenes Gerald Rhemann (AstroStudio), Dani Caxete, Juan carlos casado

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here