Compartir

Mini desarrollos para grandes avances. La lucha contra el cáncer se lleva a cabo mediante nanorobots que pueden atacar directamente a las células malignas.

Pequeño, apenas perceptible al ojo humano, pero de enorme valor. También lo son los nanorobots, pequeños frutos del tecnología nanométrica que ahora podría convertirse en el aliado perfecto en un campo de la medicina tan necesario como el de la lucha contra el cáncer.

Un desarrollo de la empresa anglo-vasca Midatech Biogune que ha despertado tanta expectación por las nuevas oportunidades que ofrece. Y eso es lo que permiten estos mini robots solo atacan las células malignas del paciente, lo que reduce significativamente los efectos secundarios severos que normalmente tienen los medicamentos contra el cáncer.

Estas Nanopartículas de oro cubierto con GlicanoMidatech Biogune, que tiene la patente, esconde un poder enorme: las moléculas que están relacionadas con determinados objetivos se “pegan” a este núcleo de oro, en el caso del cáncer, las tumorales. De esta forma es posible acoplar los fármacos y entregarlos únicamente a estas células.

Avances en nanomedicina que podrían representar un gran avance en la lucha contra el cáncer, así como los de la Centro Nacional Chino de Nanociencias y Tecnología (NCNST) y su “Caballo de Troya”.

Este “caballo de Troya”, resultado de la nanotecnología y el plegamiento de moléculas de ADN, es un proceso similar al origami más delgado que 1/4000 de un cabello y su función es bloquear los vasos sanguíneos a través de los cuales se alimentan las células cancerosas, evitando que crezcan. Con un 19 nanómetros de diámetro y de aproximadamente 90 de longitud, este nanorobot en última instancia evita que la célula cancerosa obtenga nutrientes, la bloquea y se “muere de hambre”.

Nanofármacos: mayor efectividad

La nanotecnología también es de gran importancia para administrar tratamientos farmacológicos a los pacientes con cáncer.

Permitir que estos medicamentos actúen solo sobre las células tumorales y no sobre las células sanas es el último logro de los investigadores del Hospital de Sant Pau, la UAB, el CSIC y el CIBER-BBN, que han probado con éxito un nanofármaco que actúa solo sobre células tumorales y no sobre células sanas en animales con cáncer de colon metastásico y bloquea la progresión del cáncer.

Según los propios investigadores, la nueva droga funciona como un dron contigo enlazado que identifica un receptor (CXCR4) en las células madre metastásicas, administra el fármaco y destruye estas células bloqueando la metástasis.

Otro ejemplo de la importancia de la nanotecnología en la lucha contra el cáncer es la unificación de la Asociación de la Industria de Navarra (AIN), la Universidad de Navarra y la Universidad Pública de Navarra (UPNA) Trabajando juntos para crear plataformas de tamaño nanométrico para la gestión de Agentes antitumorales. Estas plataformas permitirían realizar el diagnóstico y la terapia del cáncer en un mismo dispositivo.

Mini desarrollos para grandes avances. Esta es la tarjeta de presentación de la nanotecnología, una de las tendencias más importantes del sector sanitario que muchos ya creen fundamental en la lucha contra el cáncer.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here