Compartir

Los científicos publican los primeros resultados del Proyecto Epigenoma Humano. Este trabajo ha revelado los interruptores que activan y desactivan la actividad de nuestros genes.

Si el Proyecto Genoma Humano En 2003 fue posible identificar y mapear los 25.000 genes que componen nuestra información genética. El anuncio conjunto de Bill Clinton y Tony Blair cumplió con las expectativas de un proyecto de $ 3.000 millones que prometía saber cómo se escribió el gran “Libro de la vida”.

Desde ese momento hasta ahora, la investigación en biología ha logrado avances significativos. Hoy sabemos que no solo es importante conocer el orden de las palabras y frases que componen el Libro de la Vida. El estudio de Epigenoma Los humanos nos han permitido descubrir la tinta con la que está escrito nuestro texto genético especial.

El epigenoma es el conjunto de factores no genéticos que intervienen en la expresión de nuestros genes sin cambiar sus secuencias. En otras palabras, es una especie de Interruptores que activan o desactivan la actividad genética, y su trabajo es clave para comprender la función celular, el desarrollo, el envejecimiento o la aparición de múltiples enfermedades.

Estos marcadores epigenéticos forman la tinta con la que está escrito nuestro ADN y se encienden o apagan según las condiciones ambientales. En otras palabras, el dicho “no todo está escrito en nuestros genes” es correcto. Los factores ambientales actúan a través del epigenoma y, a su vez, regulan la actividad genética por sí mismos.

Hace apenas unos días, un consorcio de investigación publicó el Proyecto de epigenoma humano. Así, los científicos han logrado identificar las firmas epigenéticas de más de 100 tipos de células y demostrar la complejidad de nuestra información genética. El trabajo fue dirigido por el Instituto de Tecnología de Massachusetts, en colaboración con científicos de Canadá, Estados Unidos o Croacia.

Al igual que la publicación de los resultados del genoma, este proyecto multidisciplinar tiene una duración de diez años y está financiado con más de 200 millones de dólares. Las conclusiones ahora obtenidas son solo el comienzo de un nuevo paradigma científico que marcó la llegada de la Medicina personalizada.

Ahora sabemos que nuestras células tienen la misma secuencia genética. Sin embargo, no todos son iguales ni tienen la misma función. El responsable de estas diferencias no es otro que el epigenoma, responsable de Activar o desactivar la actividad del ADNy que a su vez puede estar regulado por las condiciones ambientales o el estilo de vida.

Conocer los factores genéticos y epigenéticos podría ayudarnos a comprender un poco mejor el “Libro de la vida”. Tu comprensión es fundamental para saber cómo surgen las enfermedades, prevenirlas y poder curarlas a tiempo. Hoy escribimos otra página de progreso científico, pero aún nos quedan muchas líneas, oraciones y palabras para interpretar.

Imágenes Pixabay, Christopher Bock (Wikimedia), CIAT (Flickr)

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here