Compartir

En la última edición del Smart City World Congress, Telefónica ofreció una experiencia interactiva donde los presentes pudieron ver cómo la tecnología puede mejorar la calidad de vida de los ciudadanos: tráfico, medio ambiente, gestión de la ciudad … cómo se siente vivir en un ciudad inteligente

Durante la cuarta edición del Congreso Mundial de Smart City, que tuvo lugar en Barcelona del 18 al 20 de noviembre, Telefónica mostró su visión de la Smart City y las diversas iniciativas que ha desarrollado en los centros urbanos de todo el mundo a través de cuatro experiencias interactivas que superaron a los folletos y videos corporativos.

A través de cuatro demostraciones con sensores Kinect y pantallas táctiles – desarrolladas por la agencia de comunicación Neoetiquetas– Los participantes pudieron conocer y experimentar el concepto “Una ciudad. Cientos de posibilidades “que se centra en cuatro aspectos clave de los núcleos urbanos: movilidad y tráfico, sostenibilidad y medio ambiente, servicio al ciudadano y seguridad y competitividad y economía.

Progreso sin utopías

Si tuviéramos que definir ciudades inteligentes o ciudades inteligentes, podríamos decir que son las que Utilizar tecnologías de la información y la comunicación. Gestionar las ciudades de forma más eficiente y mejorar la calidad de vida de los ciudadanos.

En este sentido, destacan entre las áreas más sensibles y con mayor potencial de mejora: tráfico y la disminución en contaminación atmosférico, el consumo de energía, agua y otros recursos y la mejora de procesos como la recolección de basura y la gestión de residuos.

Telefónica compartió los resultados de los proyectos en el Smart City World Congress Eficiencia energética en edificios o alumbrado públicoque se encuentran en algunas ciudades de. Ahorro del 10% de la factura de la luz América Latina y España.

También comentó sobre Smart Parking, otra iniciativa en Santander y Málaga (España) que puede reducir el tiempo de búsqueda de aparcamiento en un 50%, lo que significaría que Ahorro de combustible de 17 millones de euros para una ciudad de 200.000 habitantes, además de la reducción constante de las emisiones de CO2.

Para que los participantes puedan “experimentar” el impacto de estas iniciativas, se puso a disposición una demostración interactiva en la que el usuario podría experimentar cómo sería la vida de un ciudadano con Smart Parking, Smart Mobility, Smart Mobile Payment y Smart Fleets. A través de una interfaz con kinect, el visitante podía elegir las opciones por sí mismo y determinar la historia.

Tecnología con rostro humano

El propósito de estas tecnologías es preciso mejorar la calidad de vida de los ciudadanos. Por tanto, la integración de todos los grupos de interés es fundamental, tal y como la concibe la plataforma Ciudad de Telefónica. Concebido como un cerebro para las administraciones municipales y las empresas, permite gestionar todos los servicios de forma eficiente y transparente y conectar múltiples dispositivos y sensores.

Los aspectos de sostenibilidad y medio ambiente, así como de bienestar y seguridad ciudadana, en los que la participación de todos los actores es fundamental, se mostraron a través de demostraciones con videos que combinaban ilustraciones e imágenes reales en pantallas táctiles.

Haciendo Corazón del paradigma de la ciudad inteligente existe la gestión de grandes cantidades de datos. Y para echar un vistazo a las posibilidades del Big Data, hubo otra demostración interactiva de la solución Smart Step, cuyo objetivo es optimizar el tráfico mediante una planificación inteligente basada en la información.

Con un simple gesto de la mano, el visitante podía interactuar con la interfaz para ver datos como el volumen de viajes por día y hora -información recopilada en Zaragoza, Londres y Sao Paulo- mientras un video miraba el Beneficios que esta información puede aportar a un alcalde al planificar eventos en tu ciudad.

El foco de estas aplicaciones acepta al ciudadano como prosumidor: una persona que no solo consume, sino que también produce información y puede contribuir a los sistemas de gestión de la alimentación para mejorar su calidad de vida en los centros urbanos.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here