Compartir

La tecnología ultravioleta extrema es la última tecnología que llega al mercado para revolucionar el mundo de los teléfonos inteligentes. Es una técnica de litografía que permite la fabricación más eficiente de chips de 7 nanómetros.

El mundo de la tecnología se reinventa constantemente. Cuando creemos que estamos al día, surgen nuevos avances que nos llevan a entornos más evolucionados. El sector celular no puede ser una excepción.

La tecnología ultravioleta extrema (EUV) es el último proceso que salió al mercado y revolucionó el mundo de los teléfonos inteligentes. Es una técnica de litografía que permite la fabricación más eficiente de Chips de 7 nanómetros. Esto proporciona un valor fundamental para el desarrollo de conexiones 5G, una tecnología que será fundamental para el futuro de sectores como la inteligencia artificial y el Internet de las cosas (IoT).

La Nanochips Están hechos con una luz que se proyecta sobre obleas de silicio mediante lentes. Aunque pueda parecer sencillo, el desarrollo de esta técnica requiere fuentes de luz extremadamente potentes, lo que requiere la existencia de infraestructuras complejas y caras.

Hasta la fecha, la industria de los semiconductores ha utilizado la inmersión en fluoruro de argón (ArF) como método tradicional para fabricar microprocesadores de 10 nm, aunque marcas como manzana Ö Huawei Ya ha utilizado esta técnica para llevar al mercado chips de 7 nm.

La diferencia es que al usar ArF Se requieren cuatro capas de semiconductores para construir los chips. La litografía ultravioleta extrema permite crearlos sobre una sola capa de silicio, otorgándoles un mayor rendimiento, ahorro energético y capacidad de almacenamiento.

El proceso se realiza con un luz ultravioleta con una longitud de onda muy corta, lo que aumenta significativamente la velocidad. Esto permite acortar el tiempo de fabricación y comercialización de los productos.

Samsung ya está desarrollando microprocesadores de 7 nm con EUV. La empresa asegura que se puede crear una superficie con esta tecnología 40% más pequeño, con un 20% más de potencia y hasta uno 50% menos de consumo de energía en comparación con sus chips actuales de 10 nm.

Todavía hay muchos usuarios de dispositivos móviles que no tienen suficiente espacio de almacenamiento para almacenar todos sus archivos junto con sus aplicaciones favoritas. Por tanto, es importante fabricar teléfonos inteligentes más rápidos y tarjetas de memoria con más capacidad de almacenamiento.

Básicamente tienes que esperar al menos hasta 2020 para comprobar su eficacia en el mercado. Sin embargo, la posibilidad de producción en masa de estos chips abre el camino a la generalización de smartphones más rápidos, eficientes y ecológicosAdemás de un escenario lleno de posibilidades en el mundo de la informática (Intel también invierte en EUV).

¿Será un paso intermedio en la creación de microprocesadores más pequeños? Todo indica que sí, y que el El próximo objetivo son chips de 5 nm. El desarrollo del TEU será fundamental para ello.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here