Compartir

¿Cómo podemos mejorar nuestra seguridad? Sensores como este detector de explosivos podrían mejorar la seguridad en puertos, misiones espaciales y aeropuertos.

Hay entre 6.000 y 7.000 puertos en todo el mundo, pero solo cien tienen uno. Tráfico portuario significativo. Aunque tradicionalmente asumieron la tarea de asegurar los barcos y cargar y descargar mercancías, la actividad de los puertos se ha multiplicado considerablemente en la actualidad.

En los diez primeros puertos a nivel mundial, entre los que destacan los de Shanghai, Singapur, Hong Kong y Rotterdam, también se realizan tareas relacionadas con el manejo y control de mercancías por parte de los servicios aduaneros o sanitarios. Estas actividades de seguimiento son esenciales porque solo en Puertos europeos se controlan más de 3.500 millones de toneladas de mercancías.

Por tanto, el control de la seguridad portuaria se está convirtiendo en una prioridad. Dado el tráfico denso en estas áreas, los investigadores están trabajando en el desarrollo de sensores para mejorar la vigilancia y prevenir posibles ataques. El último avance, desarrollado por GE Global Research, tiene un pequeño Detector de explosivos y productos químicos peligrosos que podrían utilizarse en las zonas portuarias.

Tecnología invisible para mejorar la seguridad

Este innovador detector de sustancias químicas peligrosas y explosivos tiene el tamaño de un sello postal. Su pequeño tamaño y alta sensibilidad podrían ayudar a mejorar la vigilancia portuaria. Este sensor es en realidad un Etiqueta RFID (Identificación por radiofrecuencia), que solo se activa en presencia de determinados explosivos o agentes oxidantes.

Según GE Global Research, este diminuto detector de explosivos podría reemplazar escáneres grandes a menudo se encuentran en áreas portuarias. La empresa trabajó con el Grupo de Trabajo de Soporte Técnico (TSWG), una agencia antiterrorista, para desarrollar este sistema.

Las etiquetas RFID, como las que utiliza este detector de explosivos, utilizan campos electromagnéticos para transmitir datos. Al utilizar materiales sensibles adheridos a estas etiquetas, podemos convertirlos fácilmente en sensores que, según se informa, son efectivos durante meses. Cableado.

Sin duda, las aplicaciones de esta tecnología pueden ir más allá del control y la seguridad del tráfico portuario. Científicos de Investigación global de GE Piensas eso Este tipo de sensor también podría usarse en aeropuertos o en exploración espacial. En este último caso, los detectores pueden determinar la presencia de rastros de agentes bacterianos o químicos en los barcos que se lanzarán en misiones espaciales.

La tecnología utilizada en la vigilancia, como los dispositivos portátiles, está diseñada para ser invisible. Este detector de explosivos y químicos peligrosos es un patrón del futuro que nos espera: sensores inalámbricos e imperceptibles que mejorarán enormemente nuestra seguridad.

Imágenes Tallo de manzana (Pixabay), Investigación global de GE

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here